Pacto cumplido?

0 commenti

Extraditado a Venezuela el narcotraficante Mackled con todas las garantias.

Joaquín Becerra ha sido deportado ilegalmente y entregado en las manos de sus verdugos colombianos como en los años oscuros del Plan Condor.

 


Rescatadas las computadoras de Osama Bin Laden

0 commenti

Roban la idea a los colegas del DAS ya que el truco les  ha funcionado muy bien…

Los EEUU tiene computadoras dizque  pertenecientes a Bin Laden. Al parecer han salido intactas al bombardeo, las han tirado por error al  mar junto al cuerpo del terrorista pero han sido rescatadas del agua y hombres  de INTERPOL  y de la CIA aseguran que están perfectamente funcionantes.

En estos momentos los técnicos informáticos están revisando miles y miles y miles y miles y miles y miles … de correos. Osama guardaba todo, no borraba nada. Se sabe que él tanto cómo  Raúl Reyes, el  n. 2 de las FARC , eran coleccionistas  de correos electrónicos.

Indiscreciones aseguran que hay nombres conocidos. Una agencia de prensa informa que por ejemplo se vocifera  de Chávez hasta Gadafi, de Julian Assange  hasta el mismo Obama, de Gandhi hasta Malcom X, de Mickey Mouse hasta Mafalda.

Tu también, si propio tu, no mires atrás… tu  que estás leyendo esta líneas, un día quien sabe, no lo recuerdas,  pero pudieras haber escrito algún correo a OSAMA … cuidado pues.…

La magia sigue…

 


La censura de Estado de TeleSUR sobre el caso de Joaquín Pérez Becerra

0 commenti

Los términos medios son la antesala a traición. (Ernesto Guevara)

Se  ha publicado alegremente un artículo infame por la redacción de TeleSUR:  o tienen memoria muy corta o las directivas de gobierno son más fuertes que la necesaria solidaridad a un periodista comprometido con los mismos valores e ideales bolivarianos  de esta cadena televisiva  que nació hace seis años  para ser un medio revolucionario y un “proyecto latinoamericano alternativo al neoliberalismo”.

Parece que algo se haya  perdido de los valores originarios en el transcurso de estos pocos años,   desde aquel 24 de julio de 2005 cuando en el 222 aniversario del nacimiento de Simón Bolívar,  la antena TeleSUR empezaba  a transmitir su  primer bloque de informaciones.

El artículo al que me refiero se titula “Acerca de Joaquín Pérez Becerra” y está escrito  por tal Ivan Maíza (que ni se quien es y ni voy a averiguarlo) y es el primero (y el único de opinión) que se encuentra en Google buscando TeleSUR+Joaquín Becerra. Las otras noticias publicadas por  TeleSUR respecto a la detención en el aeropuerto de Caracas y a la siguiente deportación a Colombia del periodista sueco director de la agencia ANNCOL, son de pura  crónica pelada, monda y lironda.

Evidentemente en la redacción de TeleSUR ya no recuerdan la solidaridad que muchos militantes y “periodistas terroristas” como ahora está de costumbre llamarnos,  les brindamos  cuando en el mes de noviembre de 2006 en Colombia el DAS detuvo el corresponsal de ellos, Fredy Muñoz, acusándolo de ser miembro de las FARC.

El entonces director de la antena televisiva,  Andrés Izarra (actual ministro de la Comunicación y la Información),  declaró en aquellas circunstancias  muy preocupado: “la vida de Muñoz corre peligro”. Tenía  razón. Colombia no es un país seguro para los periodistas que denuncian el  imperante terrorismo de Estado promovido por sus gobiernos y sus órganos de seguridad.

Pero Colombia, y  eso la redacción de TeleSUR debería saberlo muy bien,   no es un país seguro  tampoco para Joaquín Pérez Becerra, con mayor razón para este hombre, nacido allá,  ex concejal del partido Unión Patriótica,  que  hace 20 años tuvo que huir de su país para no ser un numero más de los casi 4000 militantes de esta fuerza política asesinados  en pocos años por los   paramilitares y las fuerzas de seguridad colombianas.

Joaquín tuvo  que buscar refugio en Suecia después del secuestro y homicidio de su primera esposa, una víctima más de aquel genocidio político que llevó el nombre macabro de Baile Rojo.  Allá   obtuvo estatus de refugiado político y la ciudadanía sueca.

No obstante esta historia,  las autoridades de Venezuela  lo ha detenido, deportado y entregado en las manos del presidente colombiano  Manuel  Santos (ex ministro de defensa en el  gobierno de Uribe) sin pestañear, después de haber recibido Hugo Chávez  una llamada telefónica de parte de su homologo colombiano pidiéndole el favor.

TeleSUR entonces no se preocupa por la seguridad de Joaquín Becerra pero  además de eso publica artículos ofensivos y denigrantes.

Conociendo la trayectoria humana y  política del periodista sueco, que acabamos de contar, leer las infamantes preguntas, (¡no olvidémoslo! publicadas como opinión en la página de TeleSUR y no en cualquier bloguesito) que hace el tal Ivan Maíza, autor del artículo,  no se puede no reflexionar seriamente sobre el nuevo rumbo tomado por la Revolución Bolivariana: ¿Quién montó en este momento a Joaquín en ese avión? ¿Quién lo vendió para poner a la Revolución Bolivariana en riesgo de perder su ordenamiento estratégico?… ¿hay sectores en la izquierda revolucionaria que reciben órdenes del DAS?”

Eso se lee en la página de una cadena televisiva que pretende ser alternativa y además revolucionaria, que pretende dar la voz a los sin voz… Que pretende ser cadena televisiva de un gobierno revolucionario, bolivariano…

No es suficiente. Lo peor  es que el ex presidente de TeleSUR Andrés Izarra   desde su actual y tercer cargo de   ministro de  la Comunicación y la  Información (MINCI),   sabotea también la cobertura informativa respecto a las justas protestas que el gobierno está recibiendo  en estos días por la deportación de Joaquín Becerra.

Ayer en Caracas,   frente a la cancillería,   donde  centenares de representantes de los movimientos sociales y organizaciones políticas se habían  reunido para exigir al gobierno una explicación sobre lo sucedido, además de no estar presentes los periodistas de  TeleSUR  (que reciben precisas disposiciones del MINCI) ni de los mayores medios de comunicación, los pocos medios alternativos que cubrieron las protestas  como la Agencia Bolivariana de Prensa (será una casualidad pero la página ABP hoy no funciona),Radio del Sur, Avila TV,  Catia TV, Tribuna Popular, ALBATV,  lo hicieron “contraviniendo la orientación general del Ministerio de Comunicación”. Fuentes venezolanas comentaron que el mismo Izarra,  realizó varias llamadas telefónicas a unos de ellos,  amenazándolos e insultándolos por dar  cobertura del  plantón.

Vuelven entonces a la memoria las declaraciones que hacía en una entrevista hace dos  años  Aram Aharonian,  destacado periodista uruguayo,  uno de los fundadores  y ex director de  TeleSUR   que se alejó  de la misma por “diferencias políticas, e incluso éticas”: “Telesur está tomada por ineptos, contrarrevolucionarios en el amplio sentido de la palabra: gente que recita consignas para parecer revolucionarios pero que no tienen la menor idea de qué se trata”.  Sus acusaciones, que entonces parecieron pesadas y graves, estaban  referidas al mismo Izarra. Ahora se ven  definitivamente confirmadas por los hechos.

Annalisa Melandri

 

 

 

 

 


Esiliati politici colombiani in Australia su Joaquín Becerra

0 commenti

El comité de exiliados politicos Colombianos en Australia, Motivado por la descarada accion de la captura de nuestro compañero y periodista Joaquin Perez Becerra en Venezuela, le decimos al mundo:
1 — El articulo 33 del estatuto de los refugiados dice:  Ningun estado contratante podra, por expulsion o devolucion, poner en modo alguno a un refugiado en las fronteras de territorios donde su vida o su libertad      peligre por causa de su raza, religion, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social, o  de sus opiniones politicas.

2 — Con profundo respeto por el pueblo trabajador de Venezuela y por su sueño socialista, responsabilizamos al gobierno de la Republica Bolivariana  de Venezuela, en cabeza de Hugo Chavez Frias de la violacion flagrante y descarada (eufemismo) del protocolo sobre el estatuto de los refugiados en su articulo 33.

3 — Al regimen politico Colombiano del Dr Juan Manuel Santos, solo le recordamos que pensar no es un delito. que buscar una nueva Colombia es un compromiso enorme que solo asumimos los revolucionarios, que jamas no van a silenciar; pues somos la voz del pueblo hambrieto, sin empleo, sin asistencia medica y sobre todo sin libertades democraticas.

4 — Llamamos al mundo entero a cerrar filas en defensa de los derechos de los refugiados. somos refugiados porque hacemos parte de la enorme turba de transplantados por la politica norteamericana y crecemos todos dias, por que hasta el ultimo premio nobel de la paz impulsa la guerra. 

Presidente Cordinador  General.                                           Rosendo “Mano de Piedra ” Duran. 

Secretario Informacion y Prensa .                                          Luis Ernesto Almario “Maracaibo

English:
April 27, 2011

The committee of Colombian political exiles in Australia, motivated by brazen capture of our colleague and journalist Joaquin Perez Becerra in Venezuela;

We tell the world:

1 — Article 33 of the Status of Refugees says: No state shall expel or return a person, in any manner whatsoever to the frontiers of their territories where the life or freedom would be threatened on account of race, religion, nationality membership of a particular social group or political opinion.

2 — With deep respect for the working people of Venezuela and its socialist dream, blame the head of the government of the Bolivarian Republic of Venezuela, Hugo Chavez Frias of the flagrant and blatant violation (understatement) of the Protocol on the Status of Refugees in article 33.

3 — To Colombian political regime of Juan Manuel Santos, just to remind you that thinking is not a crime, to seek a new Colombia is a huge commitment that only is assumed by the revolutionaries who are never going to be silence, as the voice of the people are hungry, jobless, without medical assistance
and especially without democratic freedoms.

4 — We call the world to close ranks in defense of the rights of refugees; we are refugees because we are part of the huge growing crowd created by USA politics, due to the fact that the last nobel peace prize boosts war.

President General Coordinator.
Rosendo “Mano de Piedra” Duran.

Information and Press Secretary
Luis Ernesto Almario “Maracaibo”


Carta pública a Hugo Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela

1 commento

Abril 27 del 2011.

Carta pública a Hugo Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Señor presidente:

Este 23 de abril fue detenido en el aeropuerto venezolano de Maiquetía el ciudadano sueco, de origen colombiano, Joaquín Pérez Becerra. El comunicado oficial del gobierno que Usted encabeza, dijo que este periodista, y director de la agencia de noticias ANNCOL, era “requerido por los órganos de justicia de la República de Colombia, a través de INTERPOL, con difusión roja, por la comisión de los delitos de concierto para delinquir, financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas.” Por lo cual se dispondría su extradición a Colombia.

Sorprendentemente, dos días después, el 25 de abril, el presidente de Colombia y ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, en declaraciones al diario El Tiempo de Bogotá, expresó: “el sábado llamé al presidente Chávez y le dije que un tipo muy importante para nosotros de las Farc llegaba en un vuelo de Lufthansa esa tarde a Caracas y que si lo podía detener. No titubeó. Lo mandó capturar y nos lo va a entregar.” (altro…)


Patria es Solidaridad, desde Venezuela el puente de solidaridad con los presos políticos colombianos.

3 commenti

 

Aunque las autoridades del país se nieguen  a considerarlos tales,   en las cárceles de Colombia hay más de  7.500 presos políticos  detenidos en condiciones inhumanas.

El mismo hecho de no considerarlos como  presos políticos (porque esto significaría considerar  los guerrilleros como beligerantes y no como terroristas)   es parte de la estrategia con que el  Estado sigue negando la  misma matriz política y social del conflicto que afecta Colombia desde más de 50 años.

Son más de 7500  activistas sociales, políticos, sindicalistas, miembros de movimientos juveniles,  defensores de los derechos humanos, intelectuales y guerrilleros que, cada uno a su manera y desde su propia trinchera de lucha, representan las  múltiples caras  de la resistencia social y política colombiana, invisibilizada sistemáticamente a los ojos de la opinión pública internacional.  La periodista colombiana  Azalea Robles habla de “tergiversación mediática” de los presos políticos en las cárceles colombianas, contrariamente a cuanto ocurre por los rehenes  en manos de la guerrilla, por los cuales existe una sobre exposición mediática en los medios de comunicación.

Sabemos también que en Colombia a las voces de la oposición política le quedan pocas opciones: bajo la tierra en una de las  cientos de fosas comunes que a veces salen a la luz   o detrás de las rejas de una  prisión. Es la cara  todavía muy oculta de  un país que la opinión pública internacional sigue llamando  “democracia”. 
Así que, si logran sobrevivir, las voces de las denuncias, de las luchas y de la resistencia de miles de personas desaparecen a los ojos de la sociedad civil nacional e internacional en las 140 prisiones del país.

De estos 7500, los  guerrilleros detenidos son unos 500  y están acusados ​​de terrorismo, un cargo casi siempre aplicado en conjunto con el de narcotráfico  o de  algún otro delito común con el fin de que  desaparezca la figura del delito político. Los demás  son los llamados “presos de conciencia” o sea los que son encarcelados por su “pensamiento crítico y su labor social”, como el caso emblemático de la  poeta y periodista Angye Gaona, mujer de reconocida trayectoria humana y social,  detenida en el mes de enero de este año por supuestos vínculos con la guerrilla.

El intercambio de prisioneros o “acuerdo humanitario” sin duda podría ser un paso decisivo hacia la llamada “humanización del conflicto”. Sin embargo la actitud constante del gobierno colombiano de despolitización del conflicto, lleva a que la  creciente militarización del país vaya de la  mano con el hacinamiento en las cárceles. Hasta la fecha,  solamente la guerrilla de las FARC ha hecho liberaciones unilaterales, mientras que el gobierno sigue justificando su  fracaso, pero  también su falta de voluntad para buscar  la paz, con  el pretexto de la lucha contra el terrorismo y la aplicación de la política de “seguridad democrática”.

La situación humanitaria y sanitaria en la que se encuentran los presos políticos en las cárceles es terrible.  Esta tipología de detenido es objeto de hostigamientos y torturas  con el claro intento de humillar su militancia y aplastar su terquedad y su compromiso social.

Nos encontramos en Caracas con los integrantes de la asociación Patria es Solidaridad formada por la mayoría por colombianos y venezolanos,  que se ocupa de los presos políticos en Colombia a través de diferentes  iniciativas y, sobre todo a través de una importante campaña de información.

Patria es Solidaridad también se ocupa de desplazados y de  colombianos indocumentados en Venezuela, la otra casa de conflicto, acaso la menos conocida.

Por Annalisa Melandriwww.annalisamelandri.it

Caracas, marzo 2011

AM: Patria es Solidaridad es una organización que trabaja en Caracas  por la “movilización de la solidaridad mundial con los presos políticos colombianos”. ¿Cuándo nace  la asociación y porque en Caracas?

PeS: Nos fundamos hace tres años  pero estamos trabajando activamente  desde  dos años ya que el primer periodo  fue de preparación del trabajo y de la asociación como tal.  Nuestro carácter es bolivariano y trabajamos por los derechos humanos de los colombianos desde Venezuela ya que las condiciones del conflicto político en Colombia no nos lo  han permitido. Trabajar en Caracas nos da más posibilidades de ejercer y desplegar una solidaridad internacional con nuestros hermanos que están en las cárceles del régimen colombiano con mucha más libertad que si estuviéramos en  Colombia, donde quizás esta entrevista tendríamos que hacerla clandestinamente.

Vale mencionar que hacer solidaridad desde Caracas es significativo también por ser este país referencia por los cambios en América latina y en el mundo.

Es importante resaltar que a pesar de las dificultades que implica trabajar en Colombia sobre un tema tan sensible para los intereses del gobierno colombiano, hay organizaciones que lo hacen en medio de una política de seguridad democrática que ha criminalizado el tema de la solidaridad. Estos compañeros que hacen solidaridad en el ojo del huracán merecen nuestro respeto y nuestra ayuda por su heroica labor. Nosotros somos,  por decirlo así,  una extensión de ellos en Venezuela y ejercemos labores que a ellos se le dificultan. En lo que se refiere a la composición de Patria es Solidaridad,  la mayoría somos colombianos y venezolanos que participábamos  en  varias organizaciones y que decidimos solidarizarnos  y humanizarnos con este drama que vive la población colombiana en el conflicto social y  armado.

 

AM:. ¿Pueden contarnos en detalle en qué consiste el trabajo de ustedes?

PeS: Nosotros como asociación  nos ocupamos de tres frentes de trabajo: el frente de trabajo de los presos políticos y los prisioneros de guerra, el frente de trabajo estudiantil y el frente de trabajo  de la población refugiada, desplazada y en  situación migratoria   irregular en Venezuela.

Para nosotros la solidaridad con los presos  políticos va en dos vías,  primero en el aspecto material,  segundo en el aspecto moral y político. Las dos  son muy importantes porque los presos tienen muchas  necesidades materiales  pero es también importante el pronunciamiento político  de todos los países.

Allá  en Europa por ejemplo  es importante que se conozca que en Colombia  existen los presos políticos,  que hay 7500 presos en las cárceles y que nosotros como asociación   abogamos por un intercambio humanitario. Son importantes por eso las denuncias que hacemos y que están colgadas mensualmente en nuestra página web.  En un mes podemos tener cuatro, cinco, denuncias  de atropellamiento en las cárceles. Necesitamos  que esto se conozca o sea que haya un  eco de esto y que el mundo se exprese sobre el drama humanitario de los  presos.

Además  el estado colombiano quiere desmoralizar la moral al máximo a estos presos políticos, trata  de acabar con los luchadores sociales bajo cualquier mecanismo y para ellos es muy gratificante que un pronunciamiento se haga en Europa y que algún colectivo por ejemplo se pronuncie respecto a la situación en que ellos están viviendo en las cárceles. El aspecto moral es determinante para la persona presa: una carta de aliento, un video, un audio, un pronunciamiento que a los compañeros les permita saber que no están solos y que hay personas y organizaciones movilizándose por ellos.

 

AM: ¿Qué quiere decir en Colombia ser un preso político y quiénes son los presos políticos?

PeS: Tenemos tres categorías de presos políticos: están los presos  de conciencia que son aquellas personas capturadas y retenidas   por manifestar sus ideales  en contra del gobierno; están los prisioneros y prisioneras  de guerra que son aquellos presos políticos guerrilleros de las FARC o del ELN  que son capturados en flagrancia y que se reconocen como guerrilleros  y están los  presos políticos por falsos positivos que son aquellos presos que son capturados en redadas o en capturas  dentro de su casa,  de su hogar o en capturas masivas en  poblaciones, a quienes les hacen  un montaje judicial y  los criminalizan sin tener ninguna prueba,  sin tener nada en absoluto.

El estado colombiano también usa esta manera  para amedrentar  cualquier expresión de oposición hacia el gobierno. La persona permanece, como no conoce sus derechos,   uno o dos años en la cárcel y  cuando sale de la prisión  el gobierno lo único que le dice es:  “bueno disculpe, nos equivocamos”, pero queda señalada  por la  vida,  no es indemnizada por el Estado y  nadie le dará  trabajo;  en otras palabras se quiebra su  tejido social y familiar,  esto sin contar con las implicaciones en materia de seguridad porque  la persona se vuelve en muchos casos en objetivo militar del paramilitarismo.

Para establecer una diferencia entre un preso político y un delincuente común o un preso social,  tiene que estar claro que el preso político es aquella persona capturada o que se le quita  su libertad por sus ideales. Por ejemplo esta es  la diferencia entre los  presos políticos colombianos y los que se hacen llamar “presos políticos” venezolanos que están tras las rejas la mayoría por corrupción.  Aquí en Venezuela los que se hacen llamar presos políticos no son presos políticos sino políticos presos. El único preso político venezolano que consideramos como tal es Carlos Ilich Ramírez militante comunista internacionalista que cayó preso defendiendo la causa de Palestina. Los políticos presos en Venezuela son capturados por delitos comunes y los presos políticos colombianos son capturados por sus ideales políticos en favor de los intereses del pueblo.

 

AM: ¿Cuál es la situación de los presos políticos en las cárceles?

PeS: La situación de los presos políticos colombianos es  bien dramática. Los  compañeros son casi invisibles, para  la gente común  parece que no existen, parece que en Colombia no haya  presos políticos, no se habla de ellos. Su situación  es bastante crítica, nosotros en estos últimos meses hemos denunciado tres suicidios de presos políticos. Hay maltrato por la policía carcelaria que es el INPEC y por el grupo de reacción inmediata GRIP.

Hay varias maneras de represión carcelaria. Primero, la  Colombia es un país bien montañoso y las personas que son detenidas casi siempre son campesinos así que una de las   maneras de reprimirlos es también la de  trasladarlos de una ciudad a otra, otra una muy recurrente es también la de  colocarlos en patios con presos sociales o con paramilitares. Esa es  una manera de amedrentar  la expresión y la organización dentro de las instituciones carcelarias.

 

AM: ¿Cuantos presos políticos hay en las cárceles del país y cuantas son las mujeres detenidas?

PeS: En general sin hacer discriminación entre  los  presos políticos y  los  presos sociales, según estadísticas de enero 2010 del INPEC, en las mazmorras del régimen colombiano existen 139 establecimientos de reclusión con capacidad para 55.042  personas, pero se encuentran privadas de la libertad 76.471 personas,   71.644 hombres y 4.827 mujeres. De  de esta cantidad  25.619 son los sindicados y 50.852  son condenados, es decir que hay 23.837 hombres y 1.782 mujeres a las que no se les ha resuelto su situación jurídica y que pese a eso las mantienen privadas de la libertad.

Nosotros estamos en esta tarea de  afinar el censo respecto a los presos políticos. Hemos introducido en las cárceles un formato que se llama “formato de diagnostico” con el que hacemos un  censo cuantitativo pero también valorativo  de la situación. Tenemos conocimiento de una cifra de más de 7500 presos  que es un número que  la gente ya conoce y que  está muy publicitado por internet, de los cuales 500 son los guerrilleros presos. Esta es una cifra que nosotros usamos oficialmente porque en este momento no podemos tener un dato cierto, pero seguramente son mucho más, alrededor de 1000 o 1200 son los guerrilleros presos, por la mayoría de las FARC-EP.

Alrededor de un 20% de los prisioneros políticos son mujeres. No hay distinción de género en la criminalización de la lucha política, sin embargo vale la pena mencionar que en el caso de las mujeres se reproduce y se aumenta la violación de los derechos sexuales y reproductivos,  castigando  a la mujer prisionera política con más fuerza que a los hombres por salirse de los esquemas femeninos que históricamente se les ha impuesto.

Hay presos políticos de todos los sectores de la sociedad colombiana, del sector campesino, obrero, estudiantil, juvenil, indígena, comunal etcétera. La represión del Estado colombiano no mira si eres mujer, si eres joven, si eres indígena, si eres campesino, no discrimina entre luchas dentro del marco legal y la lucha de las organizaciones armadas. Toda la protesta social en Colombia ha sido criminalizada y señalada de estar relacionada con el narcotráfico y el terrorismo  con el fin de eliminar el delito político.

 

AM: ¿Por qué el gobierno colombiano no reconoce de tener presos políticos o  los invisibiliza? ¿Y cómo se puede lograr que sean visibilizados?

PeS: Por la misma razón que no reconoce el estatus de beligerancia a las fuerzas insurgentes.  El gobierno colombiano al reconocer el delito político reconocería también que el conflicto en Colombia es un conflicto armado de profundas raíces sociales y  que tiene como origen la gran desigualdad social y económica, además,    al reconocer el conflicto social y armado reconocería la gran responsabilidad de la oligarquía colombiana en el derramamiento de sangre durante más de cincuenta años. El estado colombiano esté obstinado en mantener la guerra y a darle una salida militar al conflicto, entre otras cosas porque la guerra es su negocio y no son sus hijos los que la pelean, si no los hijos del pueblo colombiano. Somos  los pobres los que engrosamos las filas de la guerrilla, del ejército y del  paramilitarismo,  que es la otra máquina de guerra del estado colombiano. Por todas estas razones  no han sido capaces  siquiera de apostarle a un intercambio humanitario con las FARC como paso hacia un diálogo.

Los gobiernos narco-paramilitares en Colombia han cambiado las leyes internas  para condenar las personas por muchos delitos,  inclusive los delitos comunes. Ahora  un guerrillero no es capturado solamente por rebelión sino es capturado por rebelión,  por narcotráfico, por terrorismo y otros delitos que le han sumado para que la condena supere los  40 años. Por ello es sumamente importante antes que todo abrir  la discusión, manifestar que en Colombia existen  los presos políticos y que estos son el producto del conflicto social y armado que hay en el país.

 

AM: ¿Cómo se organizan los presos políticos en las cárceles?

PeS: Lo primero que hacen los presos políticos en la cárcel  es organizarse, porque si no se organizan son más débiles y allá aprovechan para reprimirlos más duramente. Las mujeres del Buen Pastor por ejemplo se han organizado con una asociación que se llama Manuelita Sáenz. En general se organizan para defenderse de las arbitrariedades del régimen penitenciario, en algunos casos se organizan para producir artesanías y manualidades para sostenerse económicamente.

Las  organizaciones políticos militares hacen esfuerzos por mantener algún nivel de organicidad de sus militantes en las cárceles pero es muy difícil porque el sistema penal colombiano ha sido transformado para evitar todo tipo de organización, para ello inventaron por ejemplo las cárceles de máxima seguridad donde los presos políticos no tiene contacto entre si y a veces ni siquiera con otros presos, en otros casos mandan  a los presos muy lejos de sus lugares de origen o militancia y activismo político así se aísla al preso incluso de sus familias y de sus organizaciones.

El  gobierno colombiano le teme  a la organización dentro de las cárceles. Trata con la represión de mantenerle la moral baja a los presos  y así los trasladan a otra zona para alejarlos de las familias. Es difícil que la familia de un campesino se desplace con  24 o 25 horas de viaje por ejemplo para llegara a la  cárcel modelo de Barranquilla o a  la de mujeres del Buen Pastor en Bogotá para visitar el preso. Desde Patria es Solidaridad hacemos  un gran esfuerzo por alentar y apoyar todas las iniciativas de organización de los presos políticos dentro de las cárceles pese a las dificultades y a la oposición de todo el aparato jurídico y penal.

 

AM: ¿Como hacen  desde Venezuela a dar seguimiento  a los presos políticos  en Colombia?

PeS: Nosotros trabajamos con los abogados  en Colombia porque  la  única manera para darles seguimientos a los presos políticos  es por parte de  los abogados y de los familiares,  no hay ninguna otra manera de hacerlo.

Los abogados que  llevan los procesos y que trabajan con  nosotros  pueden entrevistarse con el preso o  hacernos  un diagnostico de cómo está la situación allá  por lo menos respecto a la salud y a las necesidades básicas. La mayor necesidad de un preso obviamente  es la libertad y el preso político está siempre con su mente afuera  con su familia y con  la lucha de la libertad del pueblo colombiano en cada uno de los frentes de  lucha  en el que se encuentre:   estudiantil, campesino, obrero, sindicalista.

En Colombia tenemos  colectivos de abogados que trabajan con nosotros y los  aportes económicos salen por eventos que hacemos nosotros de aquí o por eventos que hacen en otros lados y que se canalizan por medio de nosotros para los familiares o los abogados.

 

AM. Decían que abogan  por el intercambio humanitario. ¿Hay avances en tal sentido con el gobierno?

PeS: El estado colombiano no reconoce que hay un conflicto social y político, afirma que  hay una guerra con narcoterroristas y entonces  al reconocer un intercambio humanitario estaría reconociendo  que hay una organización beligerante.  Humanizar  la guerra quiere decir  tener una posibilidad de dialogo. Para  que haya un intercambio humanitario simplemente hay que haber voluntad de las partes de querer humanizar un poco la guerra.

Reconocemos que las FARC han sido  uno de los  actores políticos que ha hecho con las liberaciones unilaterales  un gesto muy valioso para la paz en Colombia y que el gobierno colombiano hasta el momento no lo ha querido asumir como un gesto real de paz.  Además un intercambio humanitario estaría suportado por la ley nacional  porque esta suportado por el Derecho Internacional Humanitario. Nosotros también abogamos por todos aquellos  presos políticos que están en las cárceles  del imperio. En este  sentido nosotros como Patria  es Solidaridad también exigimos la repatriación de Simon Trinidad, de Sonia y de otros presos  políticos que están en Estados Unidos por narcotráfico y terrorismo. Sabemos que son simples  montajes judiciales, una de las herramientas que el Estado utiliza para desmoralizar a combatientes de las FARC.

Obviamente las organizaciones que trabajan por los derechos humanos y por la paz en Colombia no son interlocutores validos para el gobierno colombiano en lo que se refiere al intercambio humanitario, con contadas excepciones como la organización Colombianos y Colombianas  por la Paz por el reconocimiento y la gran labor de la ex senadora Piedad Córdoba. Nuestra labor por el momento se ha dado en términos de difusión de la necesidad del intercambio humanitario en Colombia, para esto es importante sumar solidaridad internacional  y presionar desde el movimiento social mundial para obligar al gobierno Colombiano a discutir los términos de una verdadera paz con justicia social para todos que acabe con cincuenta años de derramamiento de sangre.

 

AM: ¿Se ocupan también de desplazados y  de problemas de migrantes?

PeS: Estamos en la tarea también de ocuparnos de desplazados, de migrantes y de poblaciones  irregulares. En Venezuela existen alrededor de 5millones de colombianos en  condiciones de desplazamiento,  algunos refugiados,  algunos asilados,  algunos simplemente desplazados económicos que ni siquiera ellos mismos se reconocen como desplazados al llegar a este país en una condición de incertidumbre donde no tienen ningún vinculo político o familiar. Les  toca una vida muy difícil y  desarrollar en tareas que los  desvinculan inclusive políticamente. Una  persona que era un luchador campesino, con su familia, con sus hijos,  le toca sumarse a los cinturones de miseria de Caracas y dedicarse a la buhonería que es la venta informal a la  calle y deja su condición de campesino,  todo su saber tradicional de 30/40,  todo eso lo pierde  cuando llega aquí,  porqué llega en una condición de desamparo total.

 

AM: ¿Cuál es la actitud de los venezolanos respecto a los colombianos?

PeS: La respuesta en general que hemos recibido de pueblo venezolano, es de plena solidaridad, está llena de profundo afecto bolivariano, así mismo la política del gobierno es una política incluyente del colombiano en la estrategia de bienestar social, que contempla el plan Simón Bolívar, en donde el fin último es la suprema felicidad social. Cualquier hecho de esclavismo, de maltrato, de abuso o de exclusión, que pueda presentarse, es claro que no es política de gobierno, sino son acciones individuales y enemigas del proceso bolivariano. Nosotros de Patria es Solidaridad, como bolivarianos consideramos que más  que ser hermanos,  los colombianos y los venezolanos somos un mismo pueblo.

 

AM: Finalmente, la campaña de solidaridad que impulsa Patria es Solidaridad con los presos políticos se llama “Plan Hermanamiento. ¿Pueden contarnos en qué consiste?

PeS: Esta campaña consiste en que una  persona o una organización se hermana con un preso político.  Plan Hermanamiento es hacerle un seguimiento y un acompañamiento tanto material como moral a un  preso político en Colombia.

Una asociación supongamos  italiana,  puede enviarle dinero,  enviarle las cosas que necesita y este envío  pero debe ser hecho por preso político. Puede hacer   una campaña de solidaridad,  una fiesta de solidaridad, un  recital poético y  recoger  cartas o una solidaridad material. Esta  solidaridad  material puede llegar a nuestra asociación que se hace puente para que llegue a los presos.

En seguida los datos:

Tel: 0212–7425751

e-mail: patriaessolidaridadatyahoodotcom  (patriaessolidaridadatyahoodotcom)  

Pagina web: www.patriaessolidaridad.com.ve

 

 

 

 

 


Vittorio Arrigoni asesinado en Gaza. ¿Seguiremos siendo humanos?

1 commento

ciao Vik

 


Por encima de todo, existía fe en la revolución y en el futuro,un sentimiento de haber entrado de pronto en  una era de igualdad y libertad.

Los seres humanos trataban de comportarse como seres humanos y no como engranajes de la máquina capitalista

(George Orwell, Homenaje a Cataluña)

 

Por Annalisa Melandri — www.annalisamelandri.it

 

Lo han callado para siempre. Vittorio Arrigoni, internacionalista italiano en el infierno humano de  Gaza,  no seguirá siendo el testigo incomodo del genocidio israelí en tierra palestina.

Secuestrado este jueves por un grupo integrista  salafita que había pedido en cambio de  su vida  la libertad  de unos rehenes detenidos en la Franja por las autoridades de Hamás, lo han ejecutado antes que transcurriera  el plazo de 30 horas que habían dado por su liberación.

La noticia de su secuestro había circulado en un video donde Vittorio se veía con los ojos tapados, las manos amarradas y sangre en la cara.   Un secuestrador le sujetaba la cabeza por  el pelo. En el video además se acusaba a Vittorio de difundir valores occidentales y al gobierno del premier  Ismail Haniyeh (Hamás)  de estar  en contra de la  Sharia (la ley religiosa musulmana) y de ser demasiado moderado en sus posturas hacia  Israel.

Por la noche llegó la noticia  del hallazgo del cuerpo de Vittorio. Los  servicios de seguridad de Hamás  han declarado de haberlo encontrado  sofocado en una casa abandonada que había sido indicada como escondite del grupo. Probablemente fue  torturado. Al parecer,  los secuestradores  lo han ejecutado  antes del operativo que lo iba a rescatar,  y hasta ahora cuatro personas  han sido detenidas. Se habla de un grupo de Salafitas fuera de control.

Sin embargo hay muchas  preguntas y demasiadas dudas y la situación  no parece clara. Antes que todo,  ¿porqué matar  a Vittorio?  Un gran amigo y partisano  del  pueblo palestino, cuya muerte seguramente no favorece la causa contra los crimines de Israel en Gaza.   Segundo,   la galaxia salafita es heterogénea y vareada  y a veces unos grupos llegan a establecer alianzas que esconden situaciones pocos   claras e insospechables. La sigla que ha difundido el video es desconocida y otras realidades salafitas han negado el involucramiento en el asesinato del joven italiano.

Los complotadores piensan  que detrás del asesinato   esté la mano oculta del Mossad, aunque no de forma directa porqué  Vittorio Arrigoni estaba organizando desde Italia la segunda Flotilla que iba a romper el cerco militar a la costa de Gaza y habría viajado a su país  esta misma semana.

Vittorio era un activista del ISM,  International  Solidarity Movement, la misma ONG solidaria con el pueblo palestino a la que pertenecía la activista estadounidense Rachel Corrie aplastada por un bulldozer  de las Fuerzas de Defensa de Israel  en Rafah  en 2003 mientras trataba de impedir que el mismo demoliera varias viviendas palestinas.

Arrigoni desde desde 2008 vivía establemente en la Franja de Gaza, al lado de los campesinos y  de los  pescadores, acompañándolos en su  trabajo y haciéndose escudo humano por ellos contra las balas de los francotiradores israelíes de tierra y de mar.

En 2008 fue secuestrado y encarcelado por el ejército  israelí durante un ataque contra pescadores en el mar de Gaza y expulsado a Italia dos veces. Le habían también disparado.  Siempre había logrado volver a Gaza por  mar. (altro…)


Vittorio Arrigoni, combatiente por la paz

0 commenti

Un articulo muy bonito  sobre Vittorio Arrigoni escrito por un amigo de él, el periodista Alberto Arce.

Fuente: El País

Vittorio Arrigoni, activista italiano del Movimiento de Solidaridad Internacional (International Solidarity Movement, ISM en sus siglas en inglés) fue asesinado ayer por la noche en una casa abandonada de la Franja de Gaza. Quizás en una de las que él mismo contribuyó a evacuar durante los bombardeos de la Operación Plomo Fundido.

Durante las tres semanas que duró aquella operación, Vittorio vestido con un chaleco de paramédico palestino, saltaba varias veces al día al interior de una ambulancia y le gritaba a Marwan, nuestro conductor favorito, que bastante tenía con esquivar las bombas y el fósforo blanco que iluminaban el camino “Jallah, Jallah Schumacker, circula más rápido que nos esperan”. “Vik Utopía”, como le llamábamos, era el primero en salir del vehículo y ponerse a levantar cascotes, sacar fotos, ayudar a los heridos, animar a los familiares, llamar por teléfono a Italia para contar lo que sucedía, compartir tabaco con todo aquel que se lo pidiese y quejarse. Quejarse siempre y en alto. Vittorio siempre se quejaba de lo que veíamos.

Vittorio y el miedo no congeniaban. Él nunca se agachaba cuando la explosión sonaba cerca. Al contrario. Gritaba. Insultaba a los que nos disparaban, se enfadaba, miraba a su alrededor y terminaba por animarnos a todos. Personalidad y carácter. Siempre con la pipa en la boca, escribiendo en su cuaderno y hablando por teléfono. Vittorio no daba discursos, reaccionaba como un palestino más, mimetizado, convertido en uno de ellos. Vittorio era un gazaui más. No necesitaba hablar árabe ni prácticamente inglés. Su idioma era el italiano y así se entendía, sonriendo, chapurreando y a gestos, con todo el mundo. Vittorio tenía la voluntad de los persistentes. La honestidad de quien estaba dispuesto a llegar hasta el final. Con principios y convicciones. Vittorio no era un aventurero.

Al contrario. Era uno de los miembros más conscientes del International Solidarity Movement (ISM). El extranjero que más tiempo ha pasado en la Franja de Gaza tratando de formar un grupo estable de activistas que participasen en la resistencia noviolenta de los palestinos contra la ocupación. Cuando el ejército israelí asesinó a Rachel Corrie y a Tom Hurndall en 2003 el ISM decidió retirarse de la zona para evitar más muertes. Por aquel entonces Vittorio participaba en las actividades de la organización en Cisjordania. Tarde o temprano todos los miembros del ISM allí son detenidos y deportados por las autoridades israelíes. Vittorio no se libró.

Pasó entonces a formar parte del núcleo originario del movimiento “Free Gaza” con el objetivo de romper el bloqueo marítimo israelí a través del envío de barcos que zarpaban desde Chipre transportando periodistas y activistas hasta la Franja asediada. En Agosto de 2008 formó parte de la travesía inaugural, navegando en el primer barco extranjero que atracaba en Gaza desde 1967. Una vez allí, Vittorio y media docena de personas comenzaron a establecer contactos para que los extranjeros del ISM realizasen, junto a los palestinos, acciones de resistencia noviolenta contra el ejército israelí. Vittorio y sus compañeras salían cada mañana a faenar con los pescadores. Ofrecían su presencia y sus pasaportes como escudo humano para evitar que las patrulleras israelíes les disparasen. Grababan los ataques y se lo contaban al mundo.

Vittorio fue detenido por la armada. Le dispararon con una pistola eléctrica. Cayó el mar. Casi se ahoga. Tras varios días en una cárcel israelí fue deportado a Italia. Dos semanas después regresaba a Gaza. Él nunca tiraba la toalla. Yo le conocí horas antes de embarcar, juntos, en el último bote que alcanzó puerto. El que llegó a Gaza el 19 de diciembre de 2008 transportando a los siete extranjeros que vivimos la OperaciónPlomo Fundido. Se pasó la noche explicándome lo que significaban para él las brigadas internacionales de la guerra de España. Le apasionaban. Vittorio sentía que su presencia en Gaza era la de un brigadista. Orwell y Homenaje a Cataluña eran su referente.

Fue Vittorio el que propuso, cuando comenzaron los bombardeos sobre Gaza, que nos ofreciésemos como voluntarios para circular en las ambulancias. Fue él quien nos convenció a nosotros y gestionó ante la Media Luna Roja que los siete extranjeros que estábamos en aquel momento en el grupo del ISM de Gaza nos convirtiésemos en testigos en primera línea de lo que sucedía.

Cuando la guerra terminó e Israel decretó la prohibición de transitar por los terrenos adyacentes a la frontera, los más fértiles de Gaza y de los que miles de campesinos dependen, Vittorio lideró una vez más al grupo de voluntarios extranjeros que se ofrecían con sus chalecos fluorescentes y sus cámaras como escudos humanos para que las familias pudieran acceder a recoger sus cosechas. Le disparaban y él lo grababa y lo contaba. Sin miedo. Con convicción. Ese era su trabajo. Hace menos de una semana, cuando Israel bombardeaba Gaza de nuevo, se sentó a fumar nargile con un responsable del Centro Palestino de los Derechos Humanos y grabaron, juntos, su último vídeo, preguntándose, como siempre, cómo podía pararse aquello. Vittorio era de los que se quedaban cuando se terminaba la noticia. De los que pensaban que estar es sinónimo de “siempre”.

A Vittorio no le gustaba la palabra cooperante. Su trabajo no era humanitario. Era político. Rechazaba por igual la equidistancia y la neutralidad. Vittorio era un combatiente por la paz. Por una paz justa.

Vittorio nos hablaba cada día de los viejos partisanos italianos. Nos cantaba sus canciones en italiano. “Si mis abuelos lucharon el siglo pasado contra el fascismo, nosotros luchamos ahora contra la ocupación. Pero sin Maúser. Con las armas de la solidaridad, con el periodismo y la palabra”. Vittorio era, todavía, un comunista convencido. Llevaba tatuada la palabra “mukawarma” –resistencia– en árabe en su antebrazo derecho.

Escribió desde Gaza una serie de crónicas para Il Manifesto durante las semanas infernales de la operación Plomo Fundido. Posteriormente se convirtieron en libro y fueron traducidas a varios idiomas. Su prólogo, “Gernika en Gaza” comienza así: “Desde Israel llega una amenaza terrible: este es sólo el primer día de una campaña de bombardeos que podría prolongarse durante dos semanas. Construirán un desierto y lo llamarán paz. El silencio del mundo es hoy mucho más ensordecedor que las explosiones que cubren la ciudad como un sudario de terror y muerte. Seguimos siendo humanos.”

Vittorio ha muerto apenas unos días más tarde que Juliano Mer Khamis. Asesinados por un fanatismo integrista que se opone a la paz. Juliano y Vittorio eran los mejores. Pertenecían a ese grupo que Michael Warsavsky, escritor y activista israelí sitúa “al otro lado de la frontera” alejados de nacionalidades y religiones, unidos en lo común. Solidarios. Aún humanos.

Alberto Arce 15/04/2011


El diario colombiano El Tiempo miente respecto al presunto apoyo de la izquierda alemana al TLC con Colombia

0 commenti

“Izquierda dura alemana apoya TLC con Europa, pero con reservas”, así titula el diario colombiano El Tiempo respecto a la postura de la izquierda alemana acerca del  apoyo al TLC con Colombia.

En estos días el presidente colombiano Santos está de gira en Europa para profundizar relaciones económicas y políticas en el Viejo Continente.

Según cuanto reportado por el diario colombiano,  Gregor Gysi, presidente del grupo parlamentario Die Linke habría expresado al Presidente “que su partido tiene todavía algunas inquietudes para respaldar la firma del TLC de Colombia con Europa, […] y que el  gobierno del Presidente Santos presenta  la coyuntura ideal para darle fin a la problemática con las Farc”.

Sin embargo hoy los mismos dirigentes del partido socialista alemán (socialdemócratas y no comunistas o izquierda dura  como escribe El Tiempo manipulando a beneficio propio hasta la postura política del partido alemán)  desmintieron el reportaje del diario colombiano agregando que Gregor Gysi había firmado también una moción parlamentaria contra la aplicación del TLC con Colombia.

Este es el  comunicado de prensa difundido por Heike Hänsel diputada de la misma bancada de Die  Link:    “el tratado de libre comercio de la UE con Colombia y Perú no hará ningún aporte a los derechos humanos y el desarrollo, sino que agudizará más las tensiones sociales en Colombia, declara la vocera de la bancada parlamentaria de la Izquierda, Heike Hänsel, con motivo de la visita de estado del presidente Juan Manuel Santos Calderón en el día de hoy a Berlín… Santos busca actualmente en Europa profundizar las relaciones económicas sobre la base del tratado de libre comercio neoliberal. Negocios exitosos para las grandes empresas europeas y colombianas – pero la pérdida de la base de supervivencia para los pequeños campesinos y pequeñas y medianas empresas  colombianas. Estos impactos del tratado de libre comercio, que se encuentra adportas de su ratificación, son los temidos por las organizaciones sociales en Colombia, afirma Heike Hänsel”.

“La situación de derechos humanos en Colombia sigue siendo problemática, asi el presidente Santos intente limpiar la imagen durante su actual visita a alemania“, añade Heike Hänsel. Las amenazas de muerte contra miembros de diversas organizaciones de derechos humanos y su criminalización por parte del estado colombiano hacen parte del orden del dia.

“La Izquierda le pide al gobierno federal alemán hacer valida su influencia ante el gobierno colombiano para que envie señales serias con el fin de dar inicio a un proceso de paz con las FARC, después de las últimas liberaciones unilaterales llevadas a cabo por esta guerrilla”, continua la vocera de la bancada parlamentaria La Izquierda.

“En caso de entrada en vigor del tratado de libre comercio se estímularian aún más los conflictos por la tierra. La Izquierda rechaza el tratado de libre comercio y exige en lo posible un proceso de ratificación amplio y democrático a través de los parlamentos de los estados miembros de la Unión Europea”, declara finalmente Heike Hänsel.

El Tratado de Libre Comercio con Colombia, que hace parte de la propuesta más amplia de TLC entre Unión Europea, Colombia y Perú,  ha sido rechazado en Europa y en América latina por  grupos parlamentarios y por asociaciones y movimientos  sociales sobre todo por la grave situación de las violaciones de los derechos humanos en Colombia y por consideraciones según las cuales estos acuerdos van a favorecer la concentración de los recursos naturales de los países en las manos de las transnacionales extranjeras. Sin embargo el acuerdo ya se ha firmado entre la Comisión Europea y los dos países andinos. Falta  la aprobación y la rubricación del Parlamento Europeo.

 


Eric Salerno: con las “revoluciones” habrá desestabilización

0 commenti

En los últimos meses en algunos  países de África  mediterránea y de Oriente Medio  se han dado  levantamientos populares más o menos espontáneos: Túnez, Argelia, Egipto, Bahrein, Irán, Libia, Marruecos. Otros se registran  en estas semanas en algunas   regiones cercanas  como  Siria, por ejemplo.
Unos analistas políticos hablan de  “primavera árabe” o de “efecto dominó”, mientras otros  señalan  que la comunidad internacional está desarrollando una  política de “dos pesos y dos medidas”  influenciada  por  ventajas estratégicas y económicas. Hablamos con Eric Salerno, escritor y ensayista  experto de  Libia y Oriente Medio y corresponsal  para el periódico romano Il Messaggero,   autor, entre otros, de Genocidio in Libia: le atrocità nascoste dell’avventura coloniale; «Uccideteli tutti». Libia 1943: gli ebrei nel campo di concentramento fascista di Giado. Una storia italiana;  Mossad base Italia. Le azioni, gli intrighi, le verità nascoste.

 

Entrevista de Annalisa Melandri – www.annalisamelandri.it

A.M. -  Eric, se puede hablar de un “efecto dominó”  en relación a los diferentes  levantamientos populares que en los  últimos meses han ocurrido en  África mediterránea y en Oriente  Medio  o usted cree que sea necesario hacer oportunas distinciones entre ellos?

E.S. - El efecto dominó en alguna manera se ha dado,  pero esto no significa que todas las situaciones sean iguales  entre ellas. Y   sobre todo no significa que todos los levantamientos han nacido y luego han proseguido  en la misma forma. Sin embargo cada vez más claramente es evidente  que  “fuerzas externas” han traíso su aporte   para que los jóvenes hayan salido adelante, no solo aprovechando de la web pero también involucrándose directamente para dirigir las protestas. Todos los regímenes afectados de una o de otra manera, pero están justamente en el objetivo  de quien desea una vida mejor.

A.M. - ¿Por qué ha habido una  intervención militar en Libia y no en otro país de los mencionados? ¿Es la enésima guerra para el petróleo y en cierto sentido el despertar del colonialismo europeo?

E.S. - No creo mucho en  la cuestión del petróleo. Las compañías petroleras occidentales — Italia, Francia, Estados Unidos en  primer lugar, ya estaban operando en  Libia. Creo que se trató de  conveniencias particulares: Sarcozy necesitaba recuperar consenso en las encuestas internas y  el primer ministro británico también. Obama, en cambio, fue involucrado en la guerra porque se dejó convencer,  después de días de vacilación, de que Gadafi se estaba preparando a  masacrar  la población de Benghazi. Por lo tanto, ha actuado convencido por  razones humanitarias. Quisiera al respecto, subrayar el papel de algunas televisiones como Al Jazeera  en  la promoción de la intervención extranjera.  Han adoptado desde el primer momento la causa de los rebeldes apoyados por el emir del Qatar a quien hace referencia la  televisión satelital árabe. No olvidemos que después de dos días  de enfrentamientos en Benghazi la prensa de todo el mundo reportaba noticias no confirmadas  titulando:  “más de diez mil muertos” o “fosas comunes” en Trípoli. Dos falsedades que los mismos reporteros  llegados en Libia  se vieron obligados a reconocer.  (altro…)


Pagina 10 di 21« Prima...89101112...20...Ultima »