Annalisa Melandri



« | »

Apuntes sobre igualdad y vulnerabilidad

Igualdad y equidad existen relacionadas a la justicia. Si hay equidad y hay justicia, hay también igualdad. En esas condiciones hay también dignidad.

Sabemos que estos conceptos son importantes para todos los hombres y mujeres, sin embargo asumen importancia más relevante para todas aquellas personas quienes se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, o sea que por determinadas condiciones o circunstancias son más vulnerables a las violaciones de los derechos humanos y más expuestas a la discriminación.

Según las 100 Reglas de Brasilia, que  nacen en la Cumbre Judicial Iberoamericana del 2008 y tienen como preocupación central el acceso a la justicia de las personas que se encuentran en condición de vulnerabilidad, “se consideran en condición de vulnerabilidad aquellas personas que, por razón de su edad, género, estado físico o mental, o por circunstancias sociales, económicas, étnicas y/o culturales, encuentran especiales dificultades para ejercitar con plenitud ante el sistema de justicia los derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico”.

Las mismas establecen que “podrán constituir causas de vulnerabilidad, entre otras, las siguientes: la edad, la discapacidad, la pertenencia a comunidades indígenas o a minorías, la victimización, la migración y el desplazamiento interno, la pobreza, el género y la privación de libertad”.

Las poblaciones en condición de vulnerabilidad,  entre las cuales recordamos las personas migrantes, las personas con discapacidad, los reclusos, los afectados por el VIH-SIDA, las trabajadoras del sexo, las poblaciones LGBTI, los usuarios de drogas entre otras, necesitan de políticas públicas y programas de atención específicos finalizados a reducir las desigualdades respecto al acceso a la justicia, o sea políticas públicas y programas de atención específicos que implantes un sistema de equidad que les permita ser iguales a los demás en el goce y disfrute de sus derechos. Recordamos que la pobreza representa la primera condición de vulnerabilidad y si es sumada a las demás condiciones de vulnerabilidad la vida de una persona puede ser muy muy difícil.

El punto es no permitir que una vulnerabilidad humana o física o   una vulnerabilidad socio económica puedan verse agraviadas aun más por una vulnerabilidad jurídica.

Este tipo de vulnerabilidad se da cuando los Estados no contemplan en sus ordenamientos jurídico disposiciones que puedan solucionar las precedentes vulnerabilidades o pero aun cuando contemplan disposiciones que agravian las mismas.

Esto nos  da la dimensión del hecho de que la vulnerabilidad debe ser combatida y solucionada tanto a través  de politícas publicas, cuanto a  través del derecho.

Ambas son soluciones, no pueden estar una sin la otra.

La personas en condición de vulnerabilidad necesitan también de una serie de medidas de prevención para que puedan verse reducidos los riesgos a los que se enfrentan a  diario debido a su condición.

En pocas palabras necesitan de un Estado social y democrático de derecho fuerte y bien estructurado que representa la mano que las pueda guiar en el difícil camino de la vida que por una razón u otra les toca vivir.

14 de junio de 2018

Annalisa Melandri

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JUSTIFICACIÓN DEL SEM

Posted by on 10/09/2018.

Tags: , ,

Categories: Diritti Umani, Featured, Società/Sociedad

0 Responses

Leave a Reply

 

« | »




Articoli recenti


Pagine