¿Por qué el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, arzobispo de Santo Domingo quiere militarizar el país?

2 commenti

La sociedad civil dominicana debería levantar su voz firme de condena frente  a las irresponsables e imprudentes declaraciones del cardenal  Nicolás de Jesús López Rodríguez , arzobispo de Santo Domingo, quien celebrando el 29 de septiembre pasado, día de San Miguel (patrón del Ejército Nacional), pidió al gobierno que  lanzara a las calles  las Fuerzas Armadas para combatir la delincuencia junto con la Policía Nacional.

“La última palabra le toca al Presidente Leonel Fernández”, adjuntó. Y eso no es que nos deja más tranquilos. De  hecho   el ministro de las Fuerzas Armadas, el teniente general Virgilio Pérez Féliz, dijo que ya ordenó fortalecer la Fuerza de Tarea Conjunta entre Ejército y Policía.

Entonces lo que desea  el cardenal  Nicolás de Jesús López Rodríguez es nada menos que la militarización del país para combatir la criminalidad organizada y la ola de delincuencia que azota la República Dominicana. Lo que parece olvidar  es que en la República Dominicana hay un monstruo de  siete cabezas que domina las calles (y los cuarteles) y que se llama narcotráfico. Entonces  su propuesta si es bien chistosa, considerando que de las siete cabezas del monstruo,  por lo menos la mitad están  en las filas de las Fuerzas Armadas.

Se  les llama que se combatan  entre ellos mismos…

Se le olvida al cardenal  además,  que  la pasada gestión  de la Policía Nacional se cerró con un saldo  de 1800 ciudadanos muertos en “supuestos” tiroteos contra los policías o por haberse negado a órdenes de “paro” en lugares oscuros (por el temor de los ciudadanos que le robaran  sus pertenencias o que fueran   golpeados).  Ahora él pide que  en esta tarea los policías sean  asesorados por el ejército.  ¡Vaya!

Sería necesario  de hecho recordarle también a este iluminado “consejero presidencial” que el otro  país que   ya ha  experimentado esta “pacifica  y cristiana solución”  o sea  México,  ha recibido por esto duras críticas por el  Comité de Derechos Humanos de la ONU, entre otros organismos internacionales.

El  Comité ve con  “preocupación el hecho de que se emplee el Ejército en la seguridad interna” y nada deja pensar que haya sido una buena decisión ya que en los casi cuatro años de  la gestión del presidente  Calderón,  se han registrado por lo menos 24mil muertos por hechos de violencia en el país.

El presidente Calderón,  en lo de la extrema militarización del país,  ha sido  asesorado y financiado por su vecino del Norte  a través del Plan México.  Para los Estados Unidos  siempre es conveniente  juntar las ganancias del narcotráfico con las de las  ventas de armas. Lo mismo ha ocurrido en Colombia con el Plan Colombia.

¿Al cardenal  quien lo está asesorando? La pregunta es necesaria.

En República Dominicana ya hay demasiadas armas en las calles y en los hogares, utilizadas por los mismos policías sin ningún cuidado y protocolos de seguridad.

Lo que está sucediendo  en México en estos meses, la ola inmensa de violencia que se ha desatado en todo el país de norte a sur  evidencia con claridad el fracaso de la política de seguridad social  de Calderón.  ¿El arzobispo Nicolás de Jesús López Rodríguez quiere que ocurra en República Dominicana cuanto está pasando en México?

Demasiado preocupado por la legalización  del aborto y por el matrimonio entre los homosexuales, a que dijo se opondrá  “hasta la muerte”, el cardenal   debería hacer un esfuerzo más en criticar  las enormes desigualdades sociales y económicas que rigen  en la sociedad dominicana. Debería conocer y analizar más en profundidad las causas de la disgregación  tan fuerte de la misma sociedad, de la falta  de cuidado de la niñez,  de la falta de programas sociales para las familias, del problema de la vivienda, de los índices  de pobreza del país.

Estas son las verdaderas causas de la violencia en el país.

El matrimonio entre  homosexuales al respecto,  verdaderamente parece una inmensa estupidez. Y el aborto  en muchos casos seguramente es una vía de salida honesta a condiciones de vidas inhumanas de miles de hogares.

  1. avatar
    rafael peguero ha detto:

    Querida amiga y compañera Ana. Casi estoy seguro que la unica persona en este pais que se atreve a criticar al desquiciado e inoportuno sacerdote nicolas, eres tu. Gracias debemos darte porque estas haciendo criticas cuando ningun periodista ni persona alguna se atreve a hacerlo. Aqui hay mucha gente cobarde. Espero que sigas por ese camino de justicia y verdad, junto a la comision de los DD.HH en la Romana y en todo el pais. Sabes que tienes un amigo en Bani. Rafael.

  2. avatar
    Annalisa ha detto:

    Gracias Rafael. Hay mucho camino que hacer y muchas luchas. Espero encontrarnos pronto. Un abrazo

Lascia un commento Trackback URL: